Prioridades para la Conservación de la Biodiversidad Marina del Caribe Venezolano: Una Planificación Ecorregional

PDVSA - INTECMAR - TNC
Autores

Presentación

Venezuela se considera uno de los diez países con mayor biodiversidad del mundo, y en el ámbito marino representa uno de los reservorios de biodiversidad para el Caribe. En su extenso mar territorial, zona costera y zona económica exclusiva están representados los principales ecosistemas marinos del Caribe (ej., arrecifes de coral, praderas de pastos marinos y bosques de manglar), los cuales albergan una fuente estratégica de recursos alimenticios, medicinales y turísticos.

Dentro de los planes de explotación de hidrocarburos que ha presentado PDVSA, empresa petrolera del Estado venezolano, se encuentra un programa de aprovechamiento de los yacimientos de crudo y/o gas costa afuera, con esfuerzo propio o mediante la asignación de concesiones en bloques específicos a sus empresas socias. Esta exploración y eventual explotación podrían afectar una porción considerable de la biodiversidad marina venezolana, en virtud de lo cual, identificar con anticipación sitios prioritarios para su conservación es una iniciativa de gran relevancia estratégica, desde el punto de vista del riesgo ecológico, social y financiero.

Objetivos

Sobre esa base, el objetivo del proyecto ha sido establecer prioridades de conservación de la diversidad biológica existente (ecosistemas frágiles; especies de animales, plantas o poblaciones amenazadas o en peligro de extinción, especies raras de valor ecológico, estratégico o económico, de utilidad actual o potencial, otras) en los espacios geográficos en los cuales se prevé el desarrollo de proyectos de aprovechamiento de hidrocarburos costa afuera. En otro objetivo no menos importante, y tomando en cuenta las prioridades de conservación determinadas, se especifican opciones tecnológicas y mejores prácticas de la industria petrolera a escala nacional e internacional, adecuadas para la protección y/o mínima intervención de la biodiversidad. En tercer lugar, para los inversionistas del desarrollo costa afuera, se proponen una serie de lineamientos y políticas generales de conservación de la diversidad marino-costera, a fin de que éstos sirvan como referencia para la escogencia de las mejores tecnologías y prácticas por la empresa y la generación de indicadores, normas y reglamentos por parte de los entes rectores en la materia respectiva, en aras a su adopción durante las operaciones de exploración y explotación, para garantizar así el sostenimiento y la conservación de los ecosistemas en cada una de esas áreas.

Asimismo, a través de la ejecución del Proyecto y en base a juicios de expertos, se ha determinado el estado actual de conservación, la sensibilidad y la vulnerabilidad de los ecosistemas marinos de Venezuela, identificando al mismo tiempo, un conjunto de áreas prioritarias para la conservación de la biodiversidad en la región marino-costera del Caribe venezolano. Finalmente, se aplicó una planificación de área que permitió proponer estrategias de conservación para los objetos seleccionados y así iniciar acciones concretas de conservación. Dada su relevancia para la conservación, es deseable entonces que los productos generados en el presente informe sean incorporados dentro de los documentos de negocio y licencias concedidas a los futuros inversionistas en este desarrollo costa afuera.

Metodología

La metodología utilizada sobre el frente marino-costero caribeño de Venezuela, ha sido diseñada y puesta en práctica por The Nature Conservancy en varios procesos de planificación ecorregional, adelantados en diferentes países del mundo y contempla las siguientes acciones y productos:

  1. Identifica y ubica cartográficamente especies, comunidades o ecosistemas representativos y que abarquen todos los elementos de la biodiversidad en cada una de las ecorregiones marinas de Venezuela. Estos elementos de la biodiversidad se conocen como objetos de conservación.
  2. Valora la condición actual y la vulnerabilidad de los objetos de conservación identificados.
  3. Determina las metas de conservación para cada objeto de conservación.
  4. Identifica, cuantifica y cartografía las amenazas actuales sobre la biodiversidad marina enfocando el análisis en los objetos de conservación.
  5. Selecciona y valida un conjunto (portafolio) de áreas prioritarias para la conservación de la biodiversidad marina.
  6. Analiza los impactos derivados de las actividades previstas en los desarrollos costa afuera, considerando la ubicación y características de la áreas prioritarias para la conservación definidas anteriormente, con el fin de identificar las zonas de conflictos potenciales.
  7. Compila y organiza información sobre las mejores prácticas para conservación de la biodiversidad que la industria de hidrocarburos debiera adoptar, en función de los objetos de conservación, áreas prioritarias presentes, y el desarrollo de las actividades previstas.
  8. Presenta una propuesta sobre los lineamientos generales, las recomendaciones técnicas y las mejores prácticas para ser tenidas en cuenta por PDVSA y sus empresas asociadas, con miras a conservar la biodiversidad en la región marino-costera de Venezuela y complementar sus procesos de análisis de impacto ambiental. .
  9. Genera un conjunto de estrategias orientadas a la conservación de los objetos de conservación, identificando acciones específicas, metas y actores involucrados.

Un componente importante de la metodología, es la obtención de información y validación de resultados a través de talleres de expertos. En el marco de este estudio, se realizaron una serie de talleres donde participaron expertos nacionales y regionales en el tema de biodiversidad, así como representantes de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que tienen relación con la materia ambiental del país y los gerentes ambientales de las empresas petroleras con intereses en el desarrollo costa afuera.

Objetos de Conservación

En el primero de los talleres se definió y caracterizó la existencia de un total de 20 objetos de conservación en las diferentes ecorregiones de la porción marino-costera del Caribe venezolano. Fueron cartografiados y se estimó su área de cobertura en cada ecorregión y a nivel nacional. Igualmente, para cada objeto de conservación se identificó el conjunto de atributos ecológicos clave que los caracterizan, las amenazas que ponen a riesgo su existencia en el largo plazo y se evaluó el estado actual de conservación de cada uno de ellos en cada una de las ecorregiones. Debido a la gran riqueza arqueológica que alberga el Caribe venezolano, se incluyeron objetos de conservación que representan yacimientos paleontológicos y sitios arqueológicos de épocas precolombinas, coloniales y republicanas.

Toda esta información permitió evaluar el nivel de repercusión que una determinada amenaza podría tener, especialmente de aquellas actividades de origen urbano e industrial (contaminación urbana, contaminación industrial, muelles y puertos, por ejemplo), así como las vinculadas a la Cadena de Valor de Aprovechamiento de Hidrocarburos (exploración, desarrollo, explotación y mantenimiento, y almacenamiento y desmantelamiento).

Se identificaron los indicadores de los atributos ecológicos clave, para cada uno de los objetos de conservación seleccionados (sin establecer los rangos normales de variación dentro de la amplia cobertura geográfica de dichos objetos en la región marino-costera de Venezuela), de manera que puedan ser cuantificados por las empresas responsables de las actividades costa afuera a la hora de realizar estudios de línea base o programas de monitoreo. Igualmente se presentó una serie de recomendaciones importantes que deberían ser tomadas en cuenta al momento de diseñar estos estudios de línea base y monitoreo.

Amenazas

La evaluación de las amenazas sobre los objetos de conservación requirió que éstas se resumieran en siete grandes categorías, considerando la amplitud de área de estudio. Así, se identificaron siete amenazas genéricas que pudieran servir como indicadores del impacto sobre los objetos de conservación y que además pudiesen ser georeferenciadas y plasmadas en la cartografía(actividades agrícolas, industriales y urbanas en cuencas hidrográficas que descargan al mar, actividades urbanas en el borde costero, instalaciones petroleras, puertos y marinas, rutas de navegación marítima, zonas de pesca de arrastre y acuicultura). El grado relativo de importancia de cada una de las amenazas se determinó mediante el método de consenso “Delphi”, en el cual participó un grupo heterogéneo de especialistas vinculados directa e indirectamente al proyecto, de manera que las ponderaciones se realizaran con la mayor imparcialidad posible.

Mapa de Amenazas Integradas sobre la Biodiversidad del Mar Caribe Venezolano

Metas de Conservación

La siguiente etapa en el proceso consistió en establecer las metas de conservación para cada objeto de conservación en cada ecorregión. Este ejercicio permitió estimar el porcentaje del área de cobertura de un objeto de conservación requerida para mantener este objeto viable dentro de un período de tiempo específico (ej., 100 años), si se aplican estrategias de conservación adecuadas. Es de hacer notar, que resulta particularmente difícil estimar estos valores en comunidades marinas, donde la información es escasa (generalmente a nivel de comunidades y no de poblaciones), los sistemas están fuertemente interconectados y sus espacios de distribución son muy amplios (ej., ballenas, algunas aves, peces y tortugas). No obstante, el ejercicio se logró gracias al establecimiento y evaluación en un taller de expertos, de la condición actual, la vulnerabilidad y la rareza nacional y ecorregional de los objetos de conservación. La integración de los valores asignados a cada criterio generó una escala donde el área mínima de representatividad de un determinado objeto de conservación con miras a garantizar su conservación es de 30% del área existente, hasta un máximo necesario de 100%. Los objetos arqueológicos, debido a su irremplazabilidad, justificaron una meta de conservación del 100% en todos los casos.

Selección del Portafolio de Áreas Prioritarias

Una vez establecida esta información (ej., objetos de conservación, atributos clave, condición actual, metas y amenazas) se procedió a identificar un conjunto de áreas que por sus características deben ser consideradas como prioritarias para la conservación de la biodiversidad marina. Esto se logró mediante el uso de un algoritmo de pseudo-optimización matemática que permite seleccionar un conjunto de pequeñas unidades de planificación, preferiblemente contiguas, que al adicionar el área de los objetos de conservación que en ellas se encuentran se alcance la meta establecida, los objetos de conservación estén en la mejor condición y que el nivel de amenaza total presente en ellas sean el mínimo posible. Se utilizó la herramienta MARXAN, programa informático desarrollado por I. Ball y H. Possingham del Centro de Ecología de la Universidad de Queensland, Australia, que permite seleccionar la unidades de planificación y definir así el portafolio de áreas prioritarias basado en la búsqueda iterativa de la mejor solución. La metodología empleada y el producto cartográfico obtenido fue sometido a consideración del grupo de expertos nacionales en objetos de conservación, quienes tuvieron la oportunidad de hacer observaciones y recomendaciones con miras a obtener un producto validado. La unión de las unidades de planificación seleccionadas y validadas conformó un portafolio con 20 áreas prioritarias de conservación, las cuales abarcan una superficie de 4.4 millones de hectáreas y representan el 20.5% del área de estudio y el 37.8% de las áreas marinas del Caribe venezolano menores a 200 m de profundidad. Nueve objetos no alcanzaron su meta de conservación, pero ninguno de ellos quedó representado con menos del 30% de lo establecido como criterio mínimo. Estos objetos de conservación fueron aquellos que tienen extensas zonas de distribución, como por ejemplo los cetáceos, que son prácticamente encontrados en casi todo el mar venezolano. Para ellos se diseñaron estrategias especiales que atienden a su amplia distribución.

Interacción con las actividades costa afuera

A efectos de respaldar todos los pasos anteriores y con miras a elaborar una serie de recomendaciones orientadas a garantizar que se cumplan y mantengan las metas de conservación establecidas, se realizó un ejercicio de interpretación de lo que podrían ser las futuras actividades de exploración y explotación de hidrocarburos costa afuera, a fin de determinar el nivel de solapamiento que podría existir entre dicho desarrollo y las áreas donde se encuentran los objetos de conservación, y más aún, donde están ubicadas las zonas identificadas como prioritarias de conservación en el marco del presente estudio. Utilizando la metodología de Planificación de Áreas (Granizo y colaboradores, 2006) se produjo un conjunto de estrategias orientadas a la conservación de los objetos de conservación. Estas estrategias contienen la descripción detallada de las acciones de conservación, las metas de ejecución y los actores potenciales que pudieran participar en la implementación de éstas.

Recomendaciones ambientales para PDVSA y sus empresas asociadas

En la última etapa se presentan las recomendaciones y análisis del componente petrolero. Estas recomendaciones sirven de base para que el Estado venezolano, a través de sus entes reguladores del sector, pueda incorporar en sus operaciones propias o en documentos de acuerdos de exploración y explotación (licitación, adjudicación, empresas mixtas, etc) el conjunto de acciones y medidas que aseguren la integridad de los objetos de conservación, y que constan de las siguientes partes o componentes:

Beneficios del Estudio

En líneas generales, los beneficios generados por el presente proyecto se resumen en los siguientes productos:

La metodología implementada en este estudio es dinámica, de manera que la calidad de la información generada puede mejorarse en la medida que pueda obtenerse mayor cantidad y mejor calidad de información. Todos los productos generados en el proyecto son fruto de un análisis cuantitativo de la información disponible y de una validación derivada de la participación de una gama completa interdisciplinaria e interinstitucional de expertos a todo nivel (académicos y de los sectores gubernamental y no gubernamental). Este trabajo constituye una propuesta concensuada y factible para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad marina del mar Caribe venezolano.